Familias evangélica enteras, incluyendo niños, fueron puestas en prisión en una nueva táctica de persecución usada por oficiales en Eritrea, según denuncian activistas de derechos humanos.

“Desde mayo de este año, alrededor de 200 cristianos han sido arrestados. Lo interesante de esto, es que los perseguidores han cambiado sus tácticas… antes los oficiales irrumpian en las iglesias o durante los estudios bíblicos, ahora están entrando en las casas de los cristianos, y se llevan a la familia completa,” denunció Todd Nettleton de La Voz de los Mártires EE.UU.

“Aún los niños han sido puestos bajo arresto por pertenecer a una familia cristiana.’

Nettleton explicó que los niños son puesto bajo custodia, mientras a sus padres se les lleva a prisión. Ese fue el caso de 16 estudiantes que fueron llevados por los oficiales en Noviembre, simplemente por ser hallados orando.

“Y cuando parecía que no podían llegar mas lejos en la persecución a los cristianos, ahora también apresan a los niños de los creyentes,” dijo Nettleton.

La población cristiana en el país, cerca de la mitad de la nación, está obligada a pertenecer a la Iglesia Ortodoxa Tewahedo, a la Iglesia Eritrea o a la Iglesia Luterana Evangélica; fuera de estas opciones, cualquier actividad de fe está prohibida.

“La Iglesia Evangélica ha sido prohibida por el gobierno en Eritrea. Cualquier tipo de reunión pública es ilegal, excepto para las que están aprobadas legalmente,” contó Nettleton.

“Por lo tanto, si cristianos se reúnen en cualquier lugar, enfrentan el arresto, la persecución y el encarcelamiento. Muchas veces la prisión se da en condiciones horribles, como en grandes contenedores no tienen luz ni agua. Apenas tienen algo de aire, y sufren muchísimo el calor en verano, y el frío en invierno.”

Khataza Gondwe, líder del equipo de CSW para Africa y Medio Oriente, explicó que las tres iglesias permitidas, incluyendo la de rama musulmana, están bajo estricto contro gubernamental.

“Estos controles sobre las instituciones religiosas son una prueba de el endurecimiento de la voluntad de no permitir el derecho a la libertad religiosa y de expresión.”

“Pero una de las cosas impresionantes acerca de la Iglesia Eritrea es que continúa sirviendo al Señor, continúa reuniéndose para adorar. Las iglesias que fueron clausuradas, rápidamente se rearmaron en los hogares como iglesias subterráneas.”

“Más que nunca, los cristianos están compartiendo el Evangelio a pesar de los riesgos. Están viendo como muchos vienen a los pies de Jesús y eso los llena de fe y esperanza, a pesar de las terribles circunstancias que les toca vivir.”