Una organización de derechos humanos acusó al gobierno de Paquistán de fomentar el odio y demonizar a los cristianos en el país, luego de los ataques terroristas que mataron a un pequeño de 7 años.

La Asociación Cristiana Británica Paquistaní reportó el lunes que el muchacho, Lucky Saleem, murió después de que una granada explotara en la aldea cristiana de Baluchistan, donde también resultó herido otro niño, y causó grandes daños a numerosas casas.

La policía explicó que sospechan de terroristas islámicos como responsables de este ataque, perpetrado con una granada en centro de la comunidad.

El incidente reportado ocurrió el domingo, dos días después de que nueve personas murieran y otras 35, en su mayoría estudiantes, fueron víctimas de un ataque en un centro de investigación agrícola de Peshawar.

Joven victima del ataque terrorista en la aldea cristiana pakistaní

Pakistan Today reportó que tres terroristas involucrados en el ataque murieron antes de detonar los explosivos que traían encima, lo que podría haber empeorado la tragedia. Los atacantes tenían además 20 granadas más y otras armas y municiones.

Wilson Chowdhry, director de ACBP, argumentó que las significativas diferencias en la respuesta del gobierno a los dos ataques es impresionante.

“A pesar de las vidas afectadas de cristianos en la comunidad de Baluschistan, el gobierno censuró a la prensa en cuánto a informar a la sociedad,” dijo Chowdry.

“El intento de silenciar en las noticias el ataque que mató a un pequeño inocente de solo 7 años, ilustra el bajísimo valor que le dan a loscristianos. Especialmente cuando se compara la gran cobertura periodística que le dieron al ataque en el centro agrícola.”

Chowdry agregó que los Talibanes se adjudicaron la responsabilidad por el ataque en el centro agrícola, aparentemente porque el lugar tenía conexiones con los militares paquistaníes.

“Esta no es una justificación para los ataques, pero si es para destacar, que el ataque a la aldea cristiana no “tuvo importancia” por ser dirigido a la escala mas baja para la sociedad en Paquistán,” continuó Chowdry.

“La consecuencia de años que la ideología de odio ha inculcado en la mente de la mayoría en Paquistán, a través de los medios de comunicación y la agenda oficial, es la demonización de las minorías.”

Chowdry dijo que los cristianos en la nación viven “en gran temor”, pues los extremistas islámicos siempre atacan durante Pascuas, Navidad y otras festividades cristianas importantes.

“La falla de parte del gobierno de Paquistán de controlar las facciones talibanes y del ISIS, significa que cada celebración cristiana-paquistaní estará teñida de temor y ansiedad y, lamentablemente estoy seguro que tenemos por delante aun mas momentos de dolor y sufrimiento,” advirtió Chowdry.

La ACBP ha comenzado una campaña para cubrir los costos del funeral del pequeño, y para ayudar con las reparaciones en las casas afectadas por la granada.