La familia de Asia Bibi ha rogado por ayuda a la comunidad internacional, asegurando que ‘no tienen para comer’ y que están atrapados en Paquistán, junto a la mujer cristiana madre de cinco hijos y condenada a muerte.

“Necesitamos de su ayuda para salir de Paquistán. Estamos preocupados en extremo porque nuestras vidas corren peligro. Ya no tenemos para comer, y no podemos salir de nuestro hogar para conseguir alimentos,” dijo el esposo de Bibi, Asih Masih, a la organización de caridad Iglesia en Necesidad.

Se reportó que Bibi fue absuelta la semana pasada por la Suprema Corte de Paquistán, en una audiencia de apelación por su sentencia a muerte después de que se le acusara de blasfemia, y por lo tanto debía permanecer en prisión sólo hasta el miércoles pasado.

Organizaciones islámicas protestaron en contra de su libertad, forzando al Primer Ministro, Imran Khan a tomar la decisión de reveer su caso, lo que podría bloquear su salida del país.

“Asia Bibi aún se encuentra en prisión. No hemos recibido órdenes de liberarla hasta el momento,” dijo Zawar Hussain Warraich, ministro de seguridad en la Provincia de Punjab.

“Normalmente recibimos las órdenes dos días después de la audiencia judicial, y si los abogados y familiares de los acusados están activos, nos traen la orden el mismo día de ser emitida. Pero en lo que respecta a Asia Bibi, eso no ha sucedido aún,” dijo Warraich.

“La Suprema Corte habrá hecho los trámites correspondientes. Liberaremos a Asia tan pronto tengamos la orden judicial.”

Saif ul-Malook, abogado defensor de Bibi, fue forzado a huir de Paquistán ya que su vida corría peligro.

La familia de Bibi ha rogado a los países de occidente que les den asilo, y según Reuters, se han iniciado las conversaciones sobre cómo sería la mejor manera de asistir a Asia y a toda su familia.

El jueves, el gobierno de Italia aseguró que ofrecería su ayuda.

“Queremos que la mujer y los niños puedan tener la oportunidad de tener un futuro seguro, en nuestro país o en cualquier otro país occidental, así que haremos todo lo humanamente posible para garantizarlo,” dijo el Primer Ministro Mateo Salvini.

“Es inconcebible que en el 2018, alguien corra peligro de vida solo por la sospecha de blasfemia,” agregó.

Desde Canadá, aseguraron que lo más importante es la seguridad de la madre cristiana.

“Canadá hace un llamado al gobierno de Paquistán para que tome las medidas necesarias para garantizar la seguridad de Asia Bibi y de su familia,” dijeron desde el gobierno de Canadá. “Estamos listos para hacer todo lo necesario y tenemos un profundo compromiso con el caso.”

Mientras tanto, Masih advirtió que la incertidumbre y el peligro que la familia está enfrentando es una carga pesada de llevar.