La cristiana y madre de cinco chicos, que fue sentenciada a la pena de muerte por blasfemia en Pakistán hace ya 8 años, finalmente será oída en su apelación ante la Suprema Corte de Pakistán a comienzos de semana.

Dawn.com reporta que, aparentemente será un panel de tres jueces los que oirán la apelación de Asia Bibi, encabezado por el Jefe de Justicia Mian Saqib Nisar.

Bibi, que fue sentenciada a muerte en 2010 después de ser acusada por una mujer musulmana de insultar al profeta Mahoma, podría convertirse en la primera mujer en ser ejecutada por los cargos de blasfemia en Pakistán. Sin embargo, los activistas de derechos humanos han luchado intensamente por l liberación de Bibi, ya que las leyes de blasfemia son usadas frecuentemente por los musulmanes para perseguir a las minorías religiosas por asuntos personales.

La noticia de la audiencia llega en medio de un deterioro importante en la salud de Bibi, pues según segúnnos reportes habría comenzado a sufrír demencia.

“Las noticias de una salud precaria y de los primeros signos de demencia son una alarma para nuestra comunidad, y la fecha de la audiencia llega en el momento preciso,” dijo Wilson Chowdry, director de la Asociación Cristiana Británica Pakistaní en un comunicado. “Los cargos han dado probado falsos y es tiempo de que ella regrese a casa con su familia. Claramente, necesitará asilo en algún país de occidente donde pueda vivir el resto de sus días en paz.”

Esta no es la primera vez que se fija una fecha de audiencia para la apelación, pero en cada una de las oportunidades anteriores, se cancelaba sin motivo aparente.

El caso de Bibi se remonta a 2009, cuando do estaba trabajando en un campo de labores agrícolas. Tuvo un altercado con unas mujeres musulmanas que objetaron a Bibi (una cristiana) por bebe agua del mismo recipiente que ellas. Fue durante esta discusión que las mujeres musulmanas alegaron el hecho de que Bibi insultó al profeta islámico.

Pakistán se encuentra en el puesto número cinco de la lista de países perseguidores de cristianos, según Puertas Abiertas EE UU.

“Es notorio que las leyes de blasfemia en Pakistán son usadas para atacar a las minorías religiosas y afecta en su mayoría a los cristianos, especialmente a aquellos que se atreven a evangelizar,” dijo un representante de Puertas Abiertas.

A pesar de ser un aliado internacional estratégico para Estados Unidos, Pakistán se encuentra en un “lista de vigilancia especial” del Departamento de Estado Americano, por severas violaciones a la libertad religiosa durante este año.

El Departamento de Estado lanzó un comunicado condenando las leyes de apostasía y blasfemia en cualquier parte del mundo.