Según Infobae, la inscripción fue conseguida durante el pasado invierno en el centro de la ciudad, durante excavaciones para construir una nueva vía en la capital de Israel. La inscripción, escrita en el hebreo antiguo de la época, deletrea “Jerusalén” de la misma forma en la que se escribe el nombre de la ciudad hoy en día. En la piedra se puede leer: “Hananiah, hijo de Dodalos de Jerusalén”.

El director del Museo de Israel, Ido Bruno, expresó: “Como residente de Jerusalén, estoy profundamente emocionado de leer esta inscripción escrita hace 2000 años, especialmente cuando pienso que esta inscripción será accesible para cualquier niño que lee y usa la misma forma de escribir de hace dos milenios”.

Uno de los arqueólogos resaltó que es un descubrimiento bastante único porque aparece el nombre de Jerusalén deletreado con todas las letras como se escribe hoy en día: “Esta es la única inscripción en piedra de la época del Segundo Templo donde aparece el deletreo completo”.

Si bien el nombre de la ciudad aparece en la Biblia cerca de 660 veces, solo en 5 ocasiones aparece escrito con todas las letras. El nuevo descubrimiento será exhibido en el Museo de Israel en Jerusalén junto a un mosaico griego del siglo VI y la cubierta de un féretro del primer siglo, inscrito con las palabras en hebreo “Hijo del Sumo Sacerdote”.

“Nos damos cuenta de que el nombre tiene una raíz muy profunda. No es una creación moderna, no ha sido forjada por la diáspora”, manifestó el arqueólogo Baruch a Evangelique Info.