El Rev. Franklin Graham ha respondido acerca de las publicidades en los buses que fueron quitadas, y que promocionaban el festival evangélico en Inglaterra, justo en medio de las manifestaciones de los activistas LGBT, diciendo que ‘lamenta que alguien lo haya sentido ofensivo.’

“Lamento que algunos lo consideren ofensivo, pero les aseguro que cientos de miles de personas en Blackpool y en todo el Reino Unido están buscando una esperanza,” escribió en Facebook.

Blackpool Transportes, la compañía que maneja los autobuses, quitó las publicidades del evento cristiano esta semana, alegando que ‘la tensión aumentaba’ debido a la duda de que tal vez Graham predique un mensaje de ‘odio y homofobia’ en el evento que tendrá lugar en Septiembre.

“Sexo, drogas, dinero, y hasta religión -nada de esto es la respuesta. Yo vengo para compartir con todos en Blackpool, Lancashire, y todo el norte de Inglaterra que sólo existe Uno que puede darnos esperanza,” agregó Graham, presidente de la Asociación Evangelística Billy Graham, en su comunicado del viernes en Facebook. “Esperanza para hoy, esperanza para mañana, y esperanza para la eternidad. ¡Su nombre es Jesucristo!”

Graham instó a sus seguidores a ‘orar por el evento de septiembre y para que Dios obre de maneras sobrenaturales transformando los corazones y las vidas en esta región”.

El Festival de Esperanza para Lancashire está pautado para el 21 al 23 de Septiembre en Winters Gardens Blackpool.

Graham, al igual que muchos líderes evangélicos, hace hincapié en la definición bíblica de matrimonio, entre un hombre y una mujer. Además, advierte contra ‘los peligros de enseñar el Islam’ debido al despertar del terrorismo en todo el mundo.

En diciembre de 2017, miembros del parlamento del Reino Unido y un grupo de ciudadanos firmaron una petición para que se le prohibiera la entrada a Graham a Reino Unido debido a su ‘discurso de odio’.

La ciudad de Blackpool dijo que sólo el las autoridades del país podían determinar si Graham era o no apto para predicar su mensaje en esta región.

En enero, Graham había dicho que no visitaba a Reino Unido con la intención de predicar contra el Islam o las personas homosexuales.

“No iré a predicar odio, iré a predicar acerca de un Salvador, Jesucristo que puede hacer la diferencia en nuestras vidas si las entregamos en sus manos y confiamos en Él”.

“No estamos aquí para predicar en contra de nadie, estamos aquí para hablar acerca de Dios”.