Docenas de cristianos fueron apedreados, y mutilados en una Navidad sangrienta en India, a manos de los radicales hindúes como pagana.

La Comisión para la Libertad Religiosa de la Fraternidad Evangélica de India compartió que al menos 18 incidentes se reportaron durante la temporada navideña.

En uno de los ataques del 23 de diciembre en la aldea de Kowad, en el distrito de Kolhapur del estado de Maharash, 20 hombres dejaron a siete cristianos necesitando de cuidados intensivos en el hospital.

Los radicales atacaron durante un servicio de la Iglesia Fraternidad Nueva Vida, con espadas, cuchillos, barras de hierro, botellas de vidrio, piedras y otros objetos cortantes.

Los atacantes gritaban “Jai Bhawani, Jai Bhawani”, declarando la victoria para la diosa hindú Bhawani y para el dios de la guerra Shivaji.

“Irrumpieron durante el servicio religioso y comenzaron a tirar piedras y botellas vacías a los feligreses”, dijo Milton Norenj, coordinador de la Iglesia.

El Pastor Bhimsen Ganpati Chavan contó que había alrededor de 40 personas en la iglesia cuando ocurrió el ataque.

“Al momento de entrar, comenzaron a arrojar objetos contra nosotros”, explicó Chavan. “Luego retrocedieron y empezaron a atacarnos con espadas y cuchillos sin piedad, a hombres y mujeres por igual”.

Swati Chavan, la esposa del pastor, resultó herida.

“Recibí un golpe de una barra de hierro en una mano y también una herida en la cabeza”, dijo Swati. “También me golpearon repetidas veces en la espalda con sus puños”.

Los 18 casos que se reportaron durante la época de Navidad se caracterizaron por la presión que la policía recibió de parte de los terroristas para que acusaran a los creyentes con problemas legales también.

Nehemiah Christie, abogado de la Alianza para la Defensa de la Libertad en India, explicó que “estos ataques buscan crear una división en la comunidad con fines políticos”.

Christie dijo que las entradas a los servicios religiosos cristianos apuntan específicamente a crear una brecha social y polarizar a las personas.

Los ataques contra cristianos se intensificaron en las áreas rurales de la India en 2018, pues según los líderes de la comunidad hindú, tanto pastores como misioneros cristianos están forzando a la conversión religiosa a los ciudadanos.

Shibu Thomas, de la Organización de ayuda contra la Persecución del estado de Kerala, dijo que la libertad religiosa le está siendo negada a las minorías en un país mayoritariamente hindú.

“La democracia en India está siendo negada y golpeada cada día”, dijo Thomas. “Tomará años eliminar todo el odio que ha sido inyectado en la sociedad basado en la religión y la polarización de las comunidades”.

*La imagen es ilustrativa.