John Piper, fundador de DesiringGod.com y rector de Colegio y Seminario Bethlehem, compartió que, aunque cada cristiano está llamado a considerar la Gran Comisión, no todo miembro de Iglesia tiene que hacerlo necesariamente.

La “Gran Comisión” es un término usado para describir el llamado de Jesús a evangelizar en Mateo 28: 18-20: 18: “Jesús se acercó y les habló diciendo: Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra. Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo.”

En un episodio de “Pregunta al Pastor John” publicado en el sitio web de DesiringGod el lunes, un oyente llamado David le preguntó a Piper su opinión acerca de si la Gran Comisión fue pensada para cada creyente en forma individual.

“¿Usted cree que el mandamiento de alcanzar a las naciones es mejor interpretado cuando vemos los desafíos de los Apóstoles, los líderes de la iglesia, o aún de las congregaciones locales? ¿O deberíamos tomarlo como un mandato personal de parte de Jesús a cada seguidor?” preguntó David.

Piper primero respondió que el llamado a la Gran Comisión está dirigido a todos los miembros de la iglesia de manera individual, remarcando que el interrogante sería entonces si “cada miembro debería tomarlo como una acción personal e individual, o si debería apoyar la causa a través de otros que lo están haciendo personalmente.”

Piper explicó también que, cuando se define la Gran Comisión como ir más allá del ‘evangelismo local’ para ‘ir a misiones a países con el Evangelio y enfocarse en lo transcultural y en alcanzar las todas las ‘naciones’, entonces la respuesta es no, no todo creyente está llamado a la Gran Comisión.

“Y una evidencia de esto es Romanos 15, donde Pablo recluta gente de Roma, no para ir a España con él, sino para apoyarlo mientras él va a España,” remarcó Piper

“Así que queda claro desde el Nuevo Testamento que Dios no espera que cada creyente que escuche acerca de la Gran Comisión, abandone todo para ir a otra cultura y convertirse en misionero. Sí creo que todo creyente está llamado, según 1° Pedro 2:9, a anunciar las virtudes de Cristo en su círculo de relaciones.”

Los comentarios de Piper se dan días después de que el Grupo Barna lanzara un estudio donde se expone que el 51% de los americanos que asisten a una iglesia no estaban familiarizados con el término Gran Comisión.

Además, el 25% de los encuestados dijo haber oído el término pero no saber el ‘significado exacto’, el 17% sabía con seguridad y el 6% entendía el significado con poca seguridad al respecto.

Los datos indican que las iglesias están usando cada vez menos el término, lo que revela la falta de prioridades y de enfoque en el trabajo de la Gran Comisión, pero también indica que la Gran Comisión, al igual que las Escrituras y el servicio ha ido perdiendo importancia para algunos,” remarca el estudio de Barna.