El cantante Austin French tiene la misión de que su música toque los corazones y las almas de sus fans. French, de 24 años, recientemente compartió su testimonio del increíble viaje de su vida, de escéptico hijo de pastor a músico cristiano popular -una exploración que lo forzó a cuestionarse absolutamente todo, inclusive su fe de niño.

“Cuando tenía 8 años, recuerdo haber escrito en mi diario, ‘jamás seré cristiano'”, dijo French recientemente. “Simplemente odiaba la iglesia, y odiaba a los cristianos. No quería ser parte de eso.”

El cantante explicó que, como hijo de ministro religioso, su familia lucía perfecta por fuera, pero la vida puertas adentro era caótica y dolorosa.

“Recuerdo que personas venían nosotros y nos decían, ‘Ustedes son la familia más piadosa que existe,'” explicó. “Pero en casa se sentía como la Tercera Guerra Mundial, y la máscara al fin cayó, el abuso ocurrió. Todo se basaba en el miedo. No estaba basado en el amor y por eso recuerdo haber escrito en mi diario, ‘si esto es ser cristiano, yo no quiero serlo’.”

French luchaba con tener que ser dos personas diferentes -una en casa y otra en la iglesia. Eventualmente, sus padres se divorciaron y su iglesia desunió a la familia. Fue una situación terrible que lo dejó con sentimientos de rechazo y dolor contra el cristianismo.

Mirando hacia atrás, el cantante reconoce que en ese tiempo no conocía realmente a Jesús, y asumió- basado en sus experiencias- que Jesús lastimaba a las personas, hablaba mal de los demás y era como aquellos que lo lastimaron a él.

Pero un día French fue sacudido por una verdad indubitable. Jesús es Amor.

Esta revelación llegó cuando la mamá de French obtuvo un trabajo en una pequeña iglesia y lo envío a un campamento de música. Fue allí donde escuchó a un hombre predicar acerca de Jesús, y todo cambió.

“Un hombre subió al escenario y dijo, “Hey, quiero hablarte de la hipocresía. Quiero decirte que muchos siguen a Jesús de labios y en apariencias, pero jamás con sus vidas,” recordó. “Eso no es ser cristiano -ser cristiano es dar tu vida entera a Jesús. Es ser como Cristo porque compartes junto a Cristo.”

El predicador explicó que la gente herida, hiere a otros, pero que Jesús ‘murió para sanar a la gente herida”. Ese día, French entendió que había hecho todo mal, y aceptó a Cristo en su corazón.

“Ese día le entregué mí vida a Jesús y entendí que fui sanado por sus heridas,” dijo French. “Yo no estaba definido por mi pasado.”

Ese mismo día French también supo que quería hacer música para gente ‘herida’, algo que ha concretado en este tiempo con su primer álbum, ‘Wide Open’.

“Siento que las canciones de este álbum son literalmente las historias que atravesé mis últimos cuatro años de vida,” contó.”Así que, cuando la gente escuche mi música podrá conocerme un poco más, estoy muy entusiasmado.”

French siente que Dios está usando su vida y su música, y espera que sirva para inspirar a sus fans a pensar más profundo acerca de la fe.