Una pequeña escultura tallada descubierta en la antigua ciudad de Abel Beth Maacah al norte de Israel, y que data de hace 2,800, podría ser una imagen de un rey bíblico, según arqueólogos.

Roberto Mullins, un profesor de la Universidad de Azusa Pacífic, del Departamento de Estudios Bíblicos y Religiosos, y que además es co-director de las excavaciones en la antigua ciudad, dijo la semana pasada que la escultura fue encontrada el verano pasado en un gran edificio del punto más alto de la ciudad.

La figura, de tan sólo 2 por 2.2 pulgadas de tamaño y tallada en un tipo de cerámico brillante, representa un hombre con cabello largo y negro y una barba, usando una especie de corona amarilla y negra.

La pieza originalmente estaba unida a una más grande de alrededor de 8 a 10 pulgadas de altura.

“A pesar de ser pequeña y de una apariencia inocua, esta pieza provee una oportunidad única de apreciar a un personaje famoso del pasado; un pasado retratado en el Libro de los Tiempos,” dijo Mullins.

“Dado que la pieza fue encontrada en una ciudad asentada en los límites de tres diferentes reinos antiguos, no sabemos si la figura pertenece al Rey Acab de Israel, al Rey de Hazael de Aram-Damasco, o a al Rey Et-baal de Tiro, conocidos gracias a los escritos de la Biblia y otras fuentes. La pieza con la figura de la cabeza representa a una personalidad real.”

Cada una de las personalidades reales mencionadas por Mullins se pueden encontrar en la Biblia.

El Rey Acab fue el esposo de la infame Jezabel, quien adoraba al dios pagano Baal, y que según 1 Reyes 16:30, “hizo lo malo ante los ojos del Señor, más que ningún otro antes que él.”

El Rey Hazael es mencionado en 1 Reyes 19:15, cuando Dios le dice al profeta Elías que unja a Hazael Rey sobre Damasco.

El Rey Et-baal se encuentra en 1 Reyes 16:31, donde se lo indica como el padre de Jezabel.

Mullins y su equipo de investigación han estado excavando las ruinas de lo que pudo haber sido una antigua ciudad de los tiempos de los Reyes israelíes, donde además se encontró evidencia de actividades metalúrgicas, y alfarería.

Por otra parte, innovaciones tecnológicas han sido añadidas polos arqueólogos en sus estudios de las evidencias de las fechas que coinciden con los Reyes Bíblicos.

Este descubrimiento se suma a tantos otros del 2017 que van confirmando la historia presentada en las Escrituras divinas.