Una pequeña pesa de piedra usada durante el período del Primer Templo en la historia antigua israelí y mencionada en el Viejo Testamento ha sido encontrada en la Moderna Jerusalén.

Conocida como “siglo”, la pequeña pesa de piedra es un raro hallazgo arqueológico, y su reciente descubrimiento se dió en a manos de un voluntario en una excavación en el Muro Oeste. El siclo es mencionado en la Biblia.

Eli Shukron, un arqueólogo que trabaja en la Israeli Antiquities Authority, dijo que el siclo de piedra era único, ya que tenía una inscripción de izquierda a derecha, en lugar de la usual de derecha a izquierda.

“Aparentemente el creador del ‘siclo’ se confundió cuando grabó la inscripción en la pesa y por error usó escritura espejo al hacerlo,” dijo Shukron, en un reporte en el Times de Israel la semana pasada.

“De este error aprendemos una regla general: el artista que grabó las escrituras en la pesa de piedra durante el período del Primer Templo fue el mismo que se especializaba en sellos.”

El siclo es mencionado en la Biblia, incluyendo en Éxodo 38:26, “medio siclo por cabeza, según el siclo del santuario; a todos los que pasaron por el censo, de edad de veinte años arriba, que fueron seiscientos tres mil quinientos cincuenta.”

El mes pasado, el Israeli Antiquities Authority y el Museo Israel anunciaron el descubrimiento de un tabla de piedra del Primer Siglo D.C., que tenía la forma moderna de deletrear Jerusalén en el idioma hebreo.

“Yuval Baruch, un arqueólogo regional de Jerusalén de la IAA, y el Profesor Ronny Reich de la Universidad Haifa explicaron el significado bíblico en el hallazgo del mes pasado.

“Los periodos del Primer y Segundo Templo y sus escrituras mencionando a Jerusalén son muy raros. Y algo aún más único es la versión completa del nombre como lo conocemos hoy, el cual aparece generalmente en la versión más corta. Ésta es la única inscripción en piedra del periodo del Segundo Templo donde el nombre aparece completo,” dijeron los expertos.

“Ésta forma de escritura del nombre Jerusalén solo se encontró en otra instancia, en una moneda de la época de la Gran Revuelta contra los Romanos (66-70 D.C.). Además también está registrada en la Biblia, donde Jerusalén aparece 660 veces, y solo en cinco oportunidades en su forma completa (Jeremías 26:18; Esther 2:6; 2° Crónicas 32:9; 2° Crónicas 25:1)”