Cristianos en Medio Oriente están en riesgo de ‘inminente extinción’ debido a la continua “amenaza de violencia, asesinato, intimidación, prejuicio y pobreza,” advirtió el arzobispo de Canterbury.

Justin Welby describió la ‘amenaza de muerte diaria’ que los cristianos experimentan en el Medio Oriente’, comparándola como la ‘peor situación desde la invasión de Mongolia en el siglo XIII’.

“En los últimos años, han sido masacrados por el Estado Islámico, y en muchos países se han encontrado aplastados por la presión de las sociedades que sufren las crisis que afectan a la región.

“Muchos se han ido. Cientos de miles se han visto forzados a dejar sus hogares. Muchos han sido asesinados, esclavizados y perseguidos o forzados a convertirse al Islam. Los que han quedado en pie se preguntan ‘¿por qué seguir?¿para qué quedarse?’. La población cristiana iraquí, ya es menos de la mitad de lo que era en 2003 y sus casas, iglesias y comercios han sido dañados o destruídos. La población cristiana siria se ha reducido a la mitad desde 2010. Como resultado, las comunidades que fueron los fundamentos de la Iglesia universal, ahora enfrentan la amenaza de la inminente extinción.”

“En países como Israel, donde los cristianos están seguros en términos físicos, las tensiones ‘hacen que la vida sea difícil para ellos,'” agregó.

Welby instó a la comunidad cristiana internacional a ‘recordar a los creyentes en Medio Oriente y a orar por ellos.” Además, advirtió acerca de evitar preguntar a los cristianos sirios su elección sobre el Presidente Bashar al-Assad, y ‘los inimaginables horrores y amenazas del Estado Islámico,” agregó. “No se deben juzgar las cosas tan a la ligera.”

“Debemos apoyarlos y ayudarlos en todo lo que podamos,” remarcó. “Adónde desean ir, serán refugiados y necesitarán asilo. Si desean quedarse, con mucha valentía y por la Gracia de Dios, necesitarán toda la ayuda y el apoyo de afuera.”

El mensaje de Welby fue compartido en un servicio especial en Westminster Abbey para celebrar la contribución de los cristianos en Medio Oriente. Además del arzobispo, el Príncipe Carlos será el anfitrión del siguiente servicio, “que tendrá como foco ofrecer aliento a los cristianos en esta región tan peligrosa.”

Welby dijo que el Príncipe de Gales jugará un papel importante en el evento. “Celebraremos y oraremos por los cristianos de la región, daremos a conocer su situación públicamente para que todos puedan conocer si clamor,” remarcó.

Ya en 2017, el Príncipe Carlos había había instado a la comunidad a orar por aquellos que “eran forzados a dejar sus hogares y a enfrentar brutales persecuciones debido a su fe,” e hizo un llamado a los creyentes de Occidente a apoyar a los hermanos en Cristo de Medio Oriente.

Según estimaciones, cerca de 200,000 cristianos aún quedan en Irak, de los 1.4 millones que eran en 2002 y de los 500 en 2013

La semana pasada el congreso norteamericano aprobó una ley para ‘proveer ayuda de emergencia a las víctimas de genocidio, crímenes contra la humanidad y crímenes de guerra en Irak y Siria” y “asegurar el juicio para los perpetradores de esos crímenes.”