Una gran cruz, que formaba parte de las decoraciones navideñas, será removida de un espacio público luego de que grupos ateos presentaran sus quejas al gobierno. Bajó la presión de la Fundación Libres de la Religión de Wisconsin, los oficiales del gobierno de Ozark, Missouri, anunciaron la semana pasada que la cruz, ubicada en el Parque Finley River será removida a un espacio privado, para evitar demandas de los grupos no religiosos.

La propiedad a la que será trasladada la cruz pertenece a Christian County A&M Sociedades y es usada por el Club Arena Finley River Saddle.

“La ciudad de Ozark ha trabajado diligentemente con los colaboradores para encontrar la mejor solución respecto al dilema de la cruz de Finley River,” dice un comunicado publicado en la página de Facebook oficial de la ciudad. “Con el fin de hallar un equilibrio entre las regulaciones legales de la justicia y de la opinión pública, hemos decidido relocalizar la cruz a un espacio privado.”

Seguimos los oficiales de gobierno, la nueva locación propuesta “no tiene ninguna conexión con la ciudad de Ozark” sino que es totalmente privada.

La FFRF, que lucha por una total separación de la iglesia y el estado, y regularmente presiona a los gobiernos y las escuelas, envío una carta a la ciudad en Noviembre pasado, argumentando que incluir una cruz en la decoración pública de las festividades, es una violación a lo establecido en la Cláusula de la Primer Enmienda de la Constitución americana.

En la carta, la abogada de la FFRF, Rebecca Markert citó la decisión de la corte federal respecto a los símbolos religiosos en espacios públicos.

Inicialmente, la ciudad había respondido el 11 de diciembre con un comunicado, reconociendo que la presencia del símbolo cristiano en un espacio público violaba las regulaciones legales y que su permanencia podría significar un litigio judicial.

Luego, la ciudad alegó que, a pesar de la advertencia de la FFRF, la cruz permanecería siendo parte de las decoraciones navideñas. Esta última postura llegó después de que la ciudad recibiera Miles de críticas por alinearse con las demandas de la FFRF.

La ciudad explicó que la cruz seguiría en su posición hasta cumplirse los motivos de festejos por la que fue puesta en primera instancia.

Ahora que las festividades navideñas han terminado, el gobierno considera que relocalizarla es la mejor decisión para “llegar a la dirección correcta”.

“Desde el principio le pedimos a la ciudad de Ozark que removiera la cruz del espacio público, y que sea llevado a un lugar privado” dijo la abogada de la FFRF, Rebecca Markert en un comunicado. “La FFRF se complace en anunciar que finalmente la ciudad accedió a hacerlo. Este es un gran paso para honrar la separación Iglesia-Estado y una victoria para la Constitución.”

Esto generó enfrentamientos en las redes sociales entre quienes apoyaban s la FFRF y quiénes consideraban que sus demandas no deben ser aceptadas pues no representan al pueblo.