Las calles de Kiev se llenaron con canciones de adoración y agradecimiento, cuando cerca de 200,000 evangélicos, y cristianos ucranianos se reunieron para celebrar los 500 años de la Reforma Protestante.

“Muchos viajaron desde las cuatro provincias, sólo para ser parte de la celebración, y agradecer a Dios por la libertad para adorar, la libertad para predicar el Evangelio en el país, y celebrar Su Fidelidad,” dijo Sergey Rakhuba de Mission Eurasia.

La celebración se dió después de que el presidente ucraniano Petro Poroshenko firmara el reconocimiento del aniversario de la Reforma.

“Fue tan emocionante ver a tanta juventud llena de alegría. Ellos glorificaban a Dios en el centro de la capital. Este era el mismo lugar donde años atrás luchaban por su libertad. Pero también, este es el lugar, donde muchos años antes, los Comunistas forzaron a las personas a demostrar y propagar el Socialismo, el Ateísmo, el Comunismo y tantos otros.”

Rakhuba reconoció que los jóvenes fueron la clave para esparcir el Protestantismo en Ucrania.

“Eso es lo que Mission Eurasia está haciendo, trabajando con la generación venidera, aquellos que tomaran el mando, aquellos en el recambio generacional tomaran el Evangelio y lo llevarán a sus comunidades,” dijo además.

La gente joven no solo está esparciendo el Evangelio en Ucrania, también está exportando misioneros por todo el mundo.

“Hablé con un grupo de jóvenes, habían venido a la celebración desde su viaje misionero a Mongolia en China -jovenes ucranianos que habían sentido que el Espíritu Santo los guiaba a llevar el Evangelio a Mongolia, donde a su vez alcanzaron a cientos de jóvenes en los campamentos de verano.”

Ucrania tal vez se encuentre en medio de una guerra con Rusia, pero está creciendo espiritualmente de una manera asombrosa.

“Ucrania está en guerra. El este del país está todavía ocupado por separatistas rusos. Así que, sí, Ucrania está luchando política y económicamente, pero Ucrania está ganando espiritualmente, rogando a Dios que bendiga esta nación,” dijo Rakhuba.