El Actor Neal McDonough dice que estuvo en la lista negra de Hollywood por muchos años por rehusarse a actuar en escenas con contenido sexual.
Conocido por sus participaciones en “Band of Brothers”, “Minority Report” y “Amas de Casa Desesperadas”, el actor recientemente se abrió acerca de sus fuertes convicciones cristianas y aseguró que estas le costaron su trabajo en la serie de la ABC de 2010, “Scoundrels”.

“Fue una situación horrible para mí,” le contó a Closer Weekly respecto a su despido por no querer participar en escenas de sexo con su co-estrella Virginia Madsen. “Después de eso, no pude obtener un trabajo porque todos me tomaron como si fuera una especie de zelote religioso. Soy muy cuidadoso de mis creencias religiosas. Yo pongo a Dios y a mi familia primero, y yo en segundo lugar. Para eso vivo. Fue duro por un par de años.”

El nativo de Boston ha tenido esta política de no participar en escenas de sexo desde hace 30 años, y aún en su participación en “Amas de Casa Desesperadas” -una serie altamente sexualizada- él fue fiel a su compromiso personal.

“Cuando Marc Cherry me contactó, le dije: “Seguro ya sabes, pero no besaré a nadie,”” recordó McDonough acerca de su reunión con el creador de “Amas de Casa Desesperadas”. “Cherry me quedó mirando como si pensara: ‘Sabes que es Amas de Casa Desesperadas ¡¿No?!’ y yo le dije: ‘Sé acerca de la serie, pero tengo mis principios’. Cherry se tomó una pausa de cinco minutos y me dijo: ‘Está bien, solo tengo que escribir el libreto para ti mejor’. Y la pasamos genial.”

McDonough y su esposa desde hace 16 años, la modelo sudafricana Ruvé Robertson, tienen cinco hijos. El actor cuenta que se rehúsa a besar a sus compañeras en las escenas porque ‘sus labios solo le pertenecen a una mujer.’

A pesar de haber sido despedido de ‘Scoundrels’ en 2010 por sus convicciones religiosas, McDonough celebró su decisión, dijo que su carrera ‘ha sido genial desde entonces’.

“Hace casi 20 años, cinco niños y un futuro maravilloso por delante con mi compañera de vida, soy simplemente una persona bendecida,” dijo McDonough. “Por eso voy a la iglesia cada día y agradezco a Dios por todo lo que me ha dado. Por haberme regalado a mi esposa Ruvé, sin ella yo no estaría aquí en este momento.”

McDonough no es el único actor que ha estado en la lista negra de Hollywood por sus creencias políticas o religiosas.